Octubre de 2019  

        La oscura y larga noche termina con un precioso amanecer.

        Sobre mi mesa un inquieto Certamen pidiéndome a gritos tener vida, crecer y subir a la montaña más alta del mundo. Intento ignorarle y callar su voz, pero termino rindiéndome, no puedo luchar contra un sueño.

        Le miro en silencio, mis ojos brillan al recordar por qué comencé y una sonrisa ilumina mis pensamientos, su voz silenciosa vuelve a apasionarme un año más, agarro su mano y desafiando a la ley de la gravedad damos un triple salto mortal en el aire y empezamos a soñar.

        Es el momento de elegir la senda, de tomar decisiones, y yo elijo la que más miedo me da, la más arriesgada, dejo en el camino a quien pretende que me quede en su pozo y escojo como compañeros de viaje a todos aquellos que desean subir a la cima conmigo.

        Busco mi mochila favorita, meto una gorra para protegerme de los deslumbramientos fugaces, litros de ilusión para la sed, una caja de entusiasmo para las agujetas y llena de emoción comienzo la Ruta de Nivel Alto hacia el Teatro.

        Poco a poco y con paso firme empezamos a tomar altura y tras un largo y difícil recorrido con 285 inolvidables momentos compartidos, la Compañía de Teatro Atenea llega a la cumbre: el XXIII Certamen Nacional de Teatro Aficionado Villa de Mora.

        Desde aquí la vista es impresionante: ríos de comedia, bosques de drama, nubes de danza y mimo, cascadas llenas de musicalidad y belleza a raudales.

        Extiendo mis brazos, abro mi boca y llena de pasión lanzo mi voz pletórica sobre la inmensidad del valle, las palabras vuelan acariciando tu alma y pintando un arco iris de sentimientos.

Deja que mi voz susurre a tu imaginación, deja que entre en tus venas y llegue hasta tu corazón.

Ven a recorrer este impresionante valle que se abre ante tus sentidos.

¡¡¡Ven al Teatro¡¡¡

Olga Mª Sánchez-Dehesa Carrasco.

Directora Compañía de Teatro Atenea.

 

        Para nuestro Ayuntamiento, el Certamen Nacional de Teatro Aficionado “Villa de Mora” representa una de las apuestas culturales más importantes de nuestro municipio. Ya son veintitrés los años en los que ininterrumpidamente Mora, vive y siente el teatro junto con la Compañía Atenea.

        Y como cada año, el Teatro Principal toma el protagonismo de la cultura en Mora, compañías venidas de toda España se acercan hasta aquí para mostrarnos sus producciones a la espera del calor y aplausos del público moracho, al tiempo que persiguen el lógico anhelo de recabar para sí el reconocimiento del jurado para alzarse con uno de los galardones de este reconocido Certamen teatral.

        Un Certamen, que ha llegado hasta hoy gracias a la labor y determinación de la Compañía de Teatro Atenea, los cuales, por su impecable trayectoria de más de dos décadas como organizadores de este festival otoñal del teatro, nos ha permitido disfrutar de magníficas representaciones, actrices y actores venidos de toda España. Nos ha permitido ver impresionantes y atrevidas propuestas teatrales, escenografías mágicas que nos han transportado a lugares lejanos o situaciones insólitas. Pero, sobre todo, nos ha permitido poner a Mora en el epicentro del panorama teatral nacional todos los otoños desde hace veintitrés años, algo por lo que siempre les estaremos agradecidos.

        En Mora hay mucha afición al Teatro, a hacer Teatro, a vivirlo desde dentro, a meterse en la piel de personajes tan diversos como apasionantes, a hacer partícipe a los demás de sus sentimientos, anhelos, miedosy alegrías.

        Esto queda patente año tras año durante la celebración de este Certamen, del cual me siento orgulloso como moracho y alcalde. Para mí es un verdadero placer haber contribuido desde la alcaldía a hacer posible la celebración de este gran evento cultural en Mora durante los últimos ocho años, una cita que desde el Ayuntamiento hemos apoyado siempre y, como no puede ser de otra manera, seguiremos apoyando.

        Quiero terminar estas breves palabras animándote a asistir a cada una delas diecisiete representaciones, actividades y eventos programados en esta vigésimo tercera edición, desde la inauguración el próximo 19 de octubre hasta la clausura y entrega de premios del viernes 6 de diciembre. Acércate al Teatro Principal, disfruta de dos meses de teatro puro, espontáneo... del que se alimenta de la ilusión y los sueños de todos.

¡Que comience la función!

¡Que comience la función!

Emilio Bravo Peña

Alcalde de Mora

 

 

        El teatro. No creo que haya arte que se le pueda comparar. La arquitectura es la expresión del hombre a la hora de crear edificios, pueblos, ciudades que ni la naturaleza ha sido capaz de crear por sí misma; la escultura refleja todo aquello que se mueve -o no-: seres humanos, seres fabulosos, animales, plantas... La pintura, por su parte, es capaz de aglutinar a ambas y darles un sentido más completo a través del color, la composición y la luz. 

        Pero el teatro es otra cosa. Y puede llegar a ser superior a todas las demás artes puesto que no solo puede contenerlas sino que, además, cuenta con un elemento que las demás no tienen: seres humanos que hablan, ríen, lloran, sufren, son felices, aman, odian.... seres que cuentan historias increíbles y eternas que calan profundamente en nuestra memoria o historias intrascendentes que podemos olvidar pronto, aunque solo nos quede el recuerdo y la sensación de haberlo disfrutado mientras lo veíamos.

        El teatro es el arte que mejor refleja la vida. Los actores y las actrices interpretan a seres humanos (y a veces no tan humanos) y nos la transmiten. Cada día, cada función, siempre es distinta porque, a diferencia de otro arte como el cine, los vemos vivos, delante de nosotros, respirando, haciéndonos creer que cuanto acontece sobre el escenario y está ocurriendo ante nuestros ojos es la realidad. En ningún sitio como en el teatro nuestros sentidos están más alerta ante lo que acontece. El teatro está vivo. Nos hace sentir vivos.

        Y así, por 23ª vez nos lo va a demostrar la Compañía de Teatro Atenea con la selección de obras que han hecho para esta ocasión. Un año más, el Teatro Principal, como tantas veces lo ha hecho a lo largo de su casi centenaria existencia, volverá a ser un universo en el que caben muchos mundos. Un enorme esfuerzo de meses y meses hará que, ante nosotros, semana a semana, todos estos mundos giren: el mundo de la comedia, el mundo de la tragedia, del drama, de la música.... Nos sorprenderán, nos alegrarán, nos harán pensar...... Los niños podrán, un año más, demostrar por qué quieren ser artistas; cantantes y músicos nos darán su visión del mundo desde la armonía de sus canciones y composiciones. Y habrá magia. Y habrá formación. Por haber, habrá un día en el que, en el escenario del Principal, que tanto ha visto y vivido, vino y teatro maridarán y cataremos buenos caldos mientras que los clásicos y los grandes personajes de la Historia nos llevarán de la mano por el mundo del vino. No olvidemos que el Teatro nació en la Antigua Grecia en la que las Ménades, mientras bebían vino adorando al dios del vino Dionisos, interpretaban en honor a él todos aquellos papeles que les estaba vedado hacer en su vida diaria. Eran.... otras personas, otros personajes. Y así nació el Teatro. Vino y Teatro, qué buena combinación.

        En fin, que ustedes lo disfruten. Enhorabuena de antemano a la Compañía Atenea por la organización de este certamen. Gracias por el esfuerzo y el entusiasmo. Gracias por los muchos años que lo llevan haciendo y por los muchos más que están por venir. Por último, alzo mi copa de buen vino moracho y grito:

¡¡VIVA EL TEATRO!!

Martín Lázaro
García de Fernando

Concejal de Cultura